PARIS BANNER

PARÍS FASHION WEEK

Dicen que lo mejor siempre llega al final, y esto es cierto para el calendario de desfiles que siempre termina con París, la capital de la moda por excelencia, las mejores marcas francesas muestran sus últimas colecciones para primavera-verano 2020.

 

París FW

 

Como es tradición la semana de la moda parisina empezó con la marca Dior con las propuestas de su directora creativa, Maria Grazia Chiuri. Destacaron las prendas impresas, bordados, con cristales y filigranas, en los que el encaje, la rafia, el jacquard, la seda y el tul se colocaban en capas y se entrelazaban para crear artículos artesanales sobre chaquetas cuadradas, románticos vestidos con mangas largas semitransparentes, pantalones anchos, shorts sueltos o faldas largas llenas de volumen.

La colección tuvo dos inspiraciones grandes, la primera fue la sostenibilidad que se reflejó en la colaboración que hizo junto a COLOCO, un colectivo de botánicos, jardineros y paisajistas; su segunda inspiración fue Catherine Dior, hermana del famoso diseñador, quien después de sobrevivir a las II Guerra Mundial se convirtió en botánica y jardinera.

 

DIOR FINAL

Chanel resaltó en su pasarela ambientada en los tejados de París. Había muchos emblemas míticos en el último desfile de Chanel, y no solo el lugar. El tweed estaba ahí, como lo estaba también el binomio blanco-negro o la bistutería XXL. Pero de alguna manera todo se sentía distinto, más nuevo, más juvenil. Quizás por el corto de las prendas, que acortaba centímetros tanto en monos como en faldas y shorts. Los metalizados daban un toque festivo, junto con vestidos de gasa holgados y semi transparentes. Las siluetas más fluidas, relajadas y menos encorsetadas dan a toda la muestra un aspecto más fresco a lo que Lagerfeld nos venía acostumbrando. Como los complementos, algo que se convierte en casi anecdótico en manos de Viard, lejos de los diseños extravagantes y tan bien vendidos del káiser. Este parece ser el comienzo de un nuevo Chanel

CHANEL FINAL

 

Con Saint Lautent, hemos vuelto a ver el vibe de Kate Moss en los 90 y principios del 2000. Sus chalecos, sus shorts, sus minivestidos, sus looks todo de negro pero que tenían algo que los hacía únicos. La parte más elegante del desfile ha venido con los inconfundibles smokings de la firma.

 

YSAINT FINAL

Givenchy ha pasado del minimalismo del cuero, y de la dureza del denim a los vestidos más románticos con exagerados estampado florales. Las mezclas y los grandes volúmenes de los diseños ha sido lo que más nos ha llamado la atención. Una de las primeras propuestas de Givenchy para la próxima temporada viene ya con todas las de ganar. Porque el total look de cuero que la diseñadora nos propone ya tiene un hueco en el street style, así que juega sobre seguro. La firma ha apostado por esta tendencia en formato minimalista, sencillo y elegante. Prendas de cuero en tonos negros, azules, verdes y crema muy básicos y fáciles de combinar

GIVENCHY